Archivo del blog

FRANOLEAJE

FRANOLEAJE
SÚBETE A LA CRESTA DE LA OLA Y DÉJATE LLEVAR

lunes, 16 de marzo de 2015

La importante diferencia entre crear contenido y hacer marketing de contenidos

Publicado por Marcelo Arnone en Marketing Digital hace 11 días
Más allá de la creación de contenidos

La importante diferencia entre crear contenido y hacer marketing de contenidos

Resulta que ya sabíamos que entre hablar y decir hay una enorme diferencia, pero parece que a la hora de abordar una estrategia de contenido se confunden los conceptos. Hay una gran diferencia entre hacer contenido y hacer marketing de contenido: el enfoque hacia la audiencia.
Entender para quién es el contenido, qué necesidad puede resolverle a nuestro destinatario o en qué momento le puede ser útil, son las cuestiones que marcan la diferencia entre solo hacer contenido y elaborar contenido pensado para un público objetivo definido.
La gran pregunta de si es mejor cantidad o calidad es irrelevante mientras no se piense en términos de la audiencia. Si no se comprende primero cómo es la audiencia solo podremos hacer contenido, mucho o poco, pero casi con seguridad poco efectivo.
El contenido y el marketing de contenido
El contenido se vuelve marketing de contenido cuando tiene una estrategia que lo sustenta. Marketing de contenido es creación de contenido en el contexto en el que la audiencia necesita ese contenido.
Para establecer una estrategia de contenido todo debe girar en torno a la audiencia, al público objetivo al que nos dirigimos. Esto no significa asumir ciertas características acerca de ese público objetivo y darlas por hecho; más bien requiere estudiar, analizar y entender a quién nos queremos dirigir.
La buenas prácticas (y, en definitiva, los resultados) del marketing de contenido parten del conocimiento de la audiencia, y para conseguir ese conocimiento es necesario recurrir a procedimientos y fuentes de datos que nos den información para conocer a nuestros destinatarios de contenido.
Mapa de empatía: el lienzo de nuestro público objetivo
Una de las herramientas más interesantes para describir a la audiencia es un mapa de empatía. Un mapa de empatía (empathy map, en inglés) parte de un concepto similar a un 'model canvas', de forma que pone sobre un teórico lienzo aspectos que debemos tener en cuenta para conocer a nuestro público objetivo, que van más allá de lo meramente demográfico.
Este planteamiento nos obliga a preguntarnos y respondernos cuestiones que permiten definir un perfil, teniendo en cuenta intereses, motivaciones, frustraciones, retos que creemos que tiene ese público que estudiamos.
Pero como una de las reglas de oro del marketing es no hacer suposiciones, el siguiente paso es contrastar esas presunciones con la realidad para tener un patrón más preciso que describa a nuestro público objetivo.
Las redes sociales: escuchar para conocer a la audiencia
Las redes sociales son tremendamente útiles para conocer a nuestro público objetivo. Partiendo de algunas presunciones de nuestro mapa de empatía debemos acercarnos las redes sociales para escuchar. Esto significa que antes de plantearnos una participación activa, debemos detenernos para entender de qué habla nuestro público objetivo, qué temas les interesan en lo profesional, qué cosas les divierten en lo personal y un largo etc.
Cada red social nos da información vital y además nos ofrece un ángulo diferente de nuestro público. Twitter nos da los aspectos más inmediatos, el 'ángulo conversacional'. Facebook nos dará pistas sobre cosas más personales y seguramente más divertidas, el 'ángulo lúdico' de nuestro público. LinkedIn en cambio, nos orientará en los temas vinculados a lo laboral y nos aportará el 'ángulo profesional'.
La información que tengamos de las redes sociales confirmará, o no, alguno de los supuestos que se hicieron en el mapa de empatía y servirá para realimentarlo y tener un perfil más completo que el inicial.
La empresa: el conocimiento de las personas
Las personas de la empresa son una fuente de información muy valiosa para conocer mejor a nuestra audiencia. Evidentemente, hablamos de negocios que ya están en marcha. Muchas veces no se considera este conocimiento interno y se desperdicia una oportunidad muy valiosa. Charlas informales, simples preguntas por correo electrónico o breves entrevistas son iniciativas sencillas de poner en marcha, con muy bajo coste y que pueden reportar información muy relevante.
Una consideración importante para que la información que obtengamos sea lo más rica posible es involucrar a todas las áreas que tienen contacto con clientes y potenciales clientes. Y esto es mucho más que el área de ventas. Va desde la recepcionista que recibe una visita hasta el director general que asiste a reuniones clave, pasando por el departamento atención al cliente, soporte, marketing, etc.
El mercado responde: clientes, potenciales clientes y público objetivo
Una herramienta clásica del marketing muy útil para recoger información es la encuesta, la definición de cuestionarios para preguntar y recoger información.
Con un breve guión y una llamada telefónica es posible conseguir información muy valiosa de los clientes de la empresa. Y lo mismo sucede en relación a los proveedores. También podemos preguntar a potenciales clientes (donde no existe un vinculo creado) utilizando la misma técnica de encuesta y las herramientas de internet. Podemos hacerle llegar cuestionarios online de forma muy sencilla y a muy bajo coste.
Si queremos ir más allá y preguntar al mercado donde aun no nos conocen, seguramente será necesario emplear un incentivo (no necesariamente económico) que motive a responder a las personas. Sorteos, concursos o competiciones son algunas formas interesantes cuando buscamos información en negocios B2C. La participación en estudios, white papers o paneles de expertos son alternativas interesantes para dirigirse a un público objetivo profesional y comprenderlo mejor.
Receta: imaginar, contrastar, profundizar
En resumen, si la audiencia es la razón de ser del marketing de contenido se deben utilizar estas técnicas para ahondar en su conocimiento.
  • Nos imaginamos cómo es nuestra audiencia y lo plasmamos en un mapa de empatía.
  • Escuchamos en la redes sociales para entender mejor a nuestro público objetivo y contrastar la información con nuestra suposición original. Ampliamos el mapa de empatía y creamos un patrón descriptivo.
  • Preparamos un guión para preguntar a los compañeros de trabajo, a todos los departamentos, a los clientes, a los proveedores. Hacemos un cuestionario, lo publicamos en nuestra web o lo distribuimos a través de las redes sociales. Ampliamos el patrón descriptivo de nuestra audiencia.
Estas actividades son las que nos darán la información de la audiencia que necesitamos para establecer un plan de marketing de contenido bien fundamentado. Entonces podremos hablar de marketing de contenido.

¿Dónde está y hacia dónde se dirige la industria del marketing de contenidos?

ublicado por Redacción en Marketing online hace 24 días
El contenido, mas vital que nunca

¿Dónde está y hacia dónde se dirige la industria del marketing de contenidos?

El contenido ya no es solo una manera de alcanzar audiencia sino también de construirla
El marketing de contenidos se ha convertido en una pieza cada vez más fundamental a la hora de llegar a los consumidores. Las marcas se están entregando cada vez más a esta disciplina para seducir a los consumidores y para conseguir mejorar sus valores de marca y los consumidores lo reciben mejor que otros esfuerzos de las marcas porque ven en ellos un cierto valor añadido.
Pero ¿qué ocurre y hacia dónde va el marketing de contenidos? Contently, una empresa especializada en la materia, acaba de lanzar un informe en el que analiza el estado presente del content marketing y analiza realidades, fallos y éxitos. Según sus previsiones, el futuro inmediato pasa por un estrechamiento de la relación entre contenidos y marketing que hará que los primeros tengan un peso más elevado en el segundo y un papel por tanto más fundamental.
Las marcas, advierten, tendrán que ser capaces de entender y de capturar a la audiencia, al tiempo que tendrán que desarrollar la capacidad de publicar y generar contenidos como los medios de comunicación online (ya sea desde el punto de vista del software como en cuestiones de procesos). El contenido es ya una pieza demasiado importante como para no hacerlo.
Los tipos de contenido
¿Qué conforma el panorama de los contenidos que se producen para hacer más fluida la relación entre marcas y consumidores? Por una parte está el que Contently llama el contenido propio. Las marcas son las dueñas no solo de los contenidos sino también del soporte en el que llegan al consumidor. Así, crean cabeceras que ofrecen esos contenidos a la red y que son elaborados o bien dentro de la propia empresa por sus departamentos de comunicación o por agencias contratadas de forma específica para ello.
Por otro, está el que han bautizado como contenido alquilado. Las compañías pagan a los medios de comunicación para que publiquen contenidos para ellos, ya sea escrito por la propia marca o bien escrito dentro del propio medio siguiendo las directrices de la marca en cuestión.
Y, finalmente, está el social content, el contenido para entornos sociales, que se crea y se publica en las redes sociales, tiene características de microcontenido y que está pensado directamente para incentivar la conversación en social media.
Lo que se debe hacer para triunfar
Pero no solo vale con saber qué tipos de contenidos existen, también es necesario establecer qué están haciendo los que triunfan con ellos y cuáles son las pautas que se deben seguir para llegar al lector. ¿Cuáles son las características de los casos de éxito?
Los medios de comunicación que están triunfando en internet están empleando herramientas para determinar qué triunfa y ellos son un espejo a mirar para encontrar el camino a seguir a la hora de generar contenidos atractivos. Cabeceras comoBuzzfeed o Mashable emplean talento y tecnología para detectar tendencias, producir contenido adecuado a ellas y ver cómo las recibe la audiencia empleando herramientas de análisis.
El contenido ya no es solo una manera de alcanzar audiencia sino también de construirla. Los contenidos se han convertido en un activo, en una baza, para conectar con los demás. Los tres elementos que marcarán la estrategia de contenidos serán por tanto el crear, el engagement y el optimizar los contenidos para mejorar los resultados.
Las marcas querrán durante 2015 emplear más y más los contenidos para crear relaciones directas con los consumidores, por lo que durante el año en curso se verá como más empresas intentan ser los dueños de los contenidos para emplearlos de una mejor manera en su estrategia. De hecho los contenidos y las plataformas sociales se van a emplear cada vez más para afianzar otras estrategias paralelas, como puede ser el empujar las suscripciones para las campañas de mailing.
Lo que hay que evitar en content marketing
En las nuevas disciplinas hay, por supuesto, siempre una larga lista de errores en los que los participantes de las mismas suelen dejarse caer mientras no se normalizan cuáles son las mejores prácticas. El informe destaca también cuáles son los errores que este año dejarán de ser perdonables.
Una de las primeras cosas que hay que evitar es dejarse llevar por los planes demasiado ambiciosos y hay que recordar que los lectores esperan noticias independientes. El mejor ejemplo para explicar lo que Contently quiere explicar está en uno de esos errores en marketing que sirven para ejemplificar lo que no se debe hacer. Verizon intentó crear su propio magazine de actualidad, pero en realidad solo consiguió un impacto de marca negativo cuando se descubrió que el medio tenía una lista de temas prohibidos.
Otra es la de evitar el contenido sindicado, o lo que es lo mismo llegar a acuerdos para usar el contenido de los demás. Lo que los consumidores buscan es originalidad, quieren contenidos propios y diferentes. Los agregadores de contenido, nos recuerdan, están de hecho muertos por culpa del impacto de las redes sociales. Sindicar contenido parece barato y fácil, pero está demasiado en el pasado como para protagonizar una efectiva estrategia de marketing de contenidos.
Tampoco se deben emplear titulares que llaman a engaño. No se trata ya solo de que Facebook haya decidido penalizar este tipo de titulares que buscan simplemente el clic y que no ofrecen realmente nada de importancia. Además, los consumidores suelen desarrollar muy poco engagement con ellos y no suelen repetir en las fuentes que abusan de este tipo de trucos. Las grandes historias son las que, al final, implican grandes éxitos.
Además, durante este año se podría poner en tela de juicio el que se llamatwitterjacking. Esta práctica consiste en aprovechar los grandes eventos para posicionarse en Twitter tuiteando al hilo de lo que está ocurriendo. Puede que se consigan muchos retuits en el momento, pero ¿merece realmente la pena? ¿Se consigue con esto aumentar en audiencia de calidad? El informe de Contently lo pone en entredicho.
Y, finalmente, la publicidad no funciona: el marketing de contenidos no consiste simplemente en publicar publirreportaje tras publirreportaje. Es otra cosa. Y si eso no ha funcionado hasta ahora menos funcionará en los próximos meses. La publicidad por la publicidad es otra cosa.

El auge por el marketing de contenidos ejerce un nuevo impulso sobre la industria del SEO

Publicado por Teresa Álvarez Martín-Nieto en SEO y Posicionamiento hace 4 días
El peso de los motores de búsqueda

El auge por el marketing de contenidos ejerce un nuevo impulso sobre la industria del SEO

Algunas agencias de marketing han duplicado sus equipos de SEO debido al aumento de la inversión en Content Marketing
Una de las características más destacadas del marketing online es la influencia que sus distintas estrategias tienen sobre el resto. Esta interrelación se ha confirmado a lo largo de 2014 gracias al auge del marketing de contenidos, que ha incidido sobremanera en el incremento presupuestario del SEO, como sostienen las principales agencias de marketing de Estados Unidos y como recoge la revista Adage.
En concreto, las distintas formas del marketing de contenidos desempeñaron un rol destacado en el redescubriendo del rol de la imperiosa necesidad de optimizar los motores de búsqueda el pasado año ya que muchas empresas y anunciantes fueron conscientes de la importancia de esta sinergia, que facilita la búsqueda del contenido digital publicado por ellas mismas.
Es por ello que marcas y anunciantes incrementaron notablemente sus esfuerzos e inversiones en SEO durante 2014, en algunos casos superiores al 20% del total de los presupuestos dedicados a marketing online. Esta tendencia es significativa pues si bien el posicionamiento web como estrategia de marketing ha existido desde la aparición de Google, no ha sido hasta el auge del marketing de contenidos cuando ha experimentado un crecimiento mayor.
De hecho, algunas agencias de marketing notables, como Interpublic, sostienen que han duplicado sus equipos de especialistas en SEO debido al aumento de la inversión en esta partida publicitaria. Incluso, desde esta empresa señalan que sus anunciantes han triplicado su inversión, lo que les ha hecho mejorar sus resultados en marketing de contenidos y en volumen de conversiones en más de un 50%.
Así, muchas organizaciones sostienen que durante 2015 aumentarán sus equipos de especialistas en posicionamiento web, ya que el SEO se ha configurado como una herramienta clave para mejorar los resultados del marketing de contenidos pero a su vez, esta estrategia se ha convertido en la principal oportunidad para las agencias especializadas en posicionamiento, que ven en los contenidos una forma útil y eficaz de potenciar la comercialización de sus servicios.
El peso de los motores de búsqueda
La sinergia entre el marketing de contenidos y el posicionamiento web es el resultado de la incidencia que tienen los motores de búsqueda entre los usuarios de la red y los consumidores en general. De hecho, los buscadores se situaron en 2014 como la fuente más confiable, tanto en lo que respecta al acceso a las noticias de actualidad como a la información general. El dato lo mostró el Barómetro de Confianza de Edelman PR y estableció una ruptura en los niveles de confianza de la audiencia, ya que por primera vez los medios de comunicación generalistas quedaron relegados a la segunda posición. 

Una importancia de la que han comenzado a ser conscientes las marcas y los anunciantes, pues cada vez son más los clientes de estas agencias que incluyen la inversión en posicionamiento web porque conocen la incidencia de estos espacios en los usuarios, tanto en lo que respecta a su comportamiento como en lo que se refiere a la concepción y percepción que tienen de ellos.
Así, según la agencia Profero, sus clientes conocen cada vez más los motivos por los que se deben realizar campañas basadas en determinadas palabras clave, puesto que solo a partir de ellas se pueden conseguir resultados concretos, aumentando el volumen de las conversiones, el tráfico web y la duración de las visitas.
El rol de los dispositivos móviles
De igual manera, los especialistas en posicionamiento han destacado el auge de los dispositivos móviles entre los consumidores, que cada vez poseen un mayor número de tabletas y smartphones, lo que les hace utilizar en mayor medida estos mecanismos, en detrimento de otros soportes más clásicos, como los portátiles y ordenadores de mesa.
En este sentido, los interrogados sostienen que el uso de los dispositivos móviles obliga a las empresas a llevar a cabo diseños de sus páginas web adaptados a estos mecanismos, bien a través de la puesta en marcha de páginas con diseño responsable, bien mediante la adaptación de sus webs primarias a estos dispositivos.
De hecho, para la mayoría de los encuestados el uso de los dispositivos móviles supuso un incremento por parte de los presupuestos de las empresas de más de un 50%, el cual estaba destinado en esa misma proporción al desarrollo de estrategias de posicionamiento web móvil. De igual manera, para los encuestados estos dispositivos marcarán el futuro de la inversión publicitaria ya que solo en 2014 el 92% de los ingresos de búsquedas a través de publicidad en Google en Estados Unidos se realizaron a través del móvil.

Con el auge por el marketing de contenidos prolifera también la comunicación basura

licado por Redacción en Comunicación hace 11 días
No debemos confundir marketing de contenidos con comunicación basura

Con el auge por el marketing de contenidos prolifera también la comunicación basura

La estrategia del todo vale a la hora de publicar estos contenidos tiene los días contados
El marketing de contenidos está de moda entre las empresas y anunciantes. Esta tendencia es consecuencia de la evolución que están teniendo los usuarios del entorno digital, los cuales son cada vez más exigentes hacia los mensajes publicitarios que les llegan y cada vez se dan menos por aludidos ante los anuncios tradicionales. Es por ello que las marcas han optado por ofrecerles calidad antes que otro tipo de misivas, eficaces en el corto plazo pero con menor capacidad de maniobra en el largo, lo que les limita a la hora de materializar las conversiones de compra de los clientes y mucho más en lo que respecta a la fidelización de estos.
Pero para que una empresa lleve a cabo una campaña de marketing de contenidos eficaz hace falta planificación y trabajo, saber las necesidades específicas del público al que se dirigen y proporcionarles unos contenidos que tengan la mayor calidad posible. Estas exigencias son básicas para alcanzar los objetivos de cualquier empresa pero, lamentablemente, las marcas no siempre actúan de la manera correcta en este sentido.
De hecho, el auge del marketing de contenidos como estrategia generacional ha provocado el impulso, cada vez en mayor proporción, de la denominada comunicación basura. ¿Y qué es la comunicación basura? Sencillamente la tendencia de muchas empresas y anunciantes a mandar información, comunicados y notas de prensa de manera masiva, bien a los usuarios, bien a otros medios de comunicación, con datos e información con carácter meramente corporativo o comercial de la empresa o marca en cuestión, pero carentes de valor para los usuarios.
Estos contenidos, que tienen en la tradicional nota de prensa a su máxima expresión, se caracterizan por no aportar nada a los usuarios, por su falta de esencia y exceso de autobombo. Se trata de información meramente comercial que tiene como intención última ser publicada en otros medios a coste cero. De ahí el término tan poco elegante de basura para referirse a este tipo de comunicación llevada a cabo por muchas empresas o por las agencias de comunicación en las que delegan sus estrategias de marketing.
Sin embargo, la estrategia del todo vale a la hora de publicar estos contenidos tiene los días contados. Desde hace tiempo Google penaliza el contenido duplicado que se publica a nivel digital, lo que demuestra que la estrategia de la nota de prensa irrelevante no se configura como una buena opción para que las empresas apuesten por este tipo de contenidos.
Alternativas a la comunicación basura
Por eso, no debemos confundir marketing de contenidos con comunicación basura y determinar qué estrategias concretas debemos seguir para que los contenidos funcionen de manera eficaz y lleguen a los usuarios. Una vez dado este paso nos encontraremos más cerca de que la audiencia perciba positivamente a una marca o empresa determinada y, gracias a ello, todavía más próximos a la conversión de una venta y a la fidelización de un cliente.
Por eso, en primer lugar hay que buscar que los contenidos que se publiquen estén dirigidos al fomento del feedback con los internautas, a provocar una conversación con ellos, lo que descarta el monólogo que suponen las típicas notas de prensa o los emails de este tipo, cuyo único destino es la carpeta de spam de los emails de los consumidores.
Para ello, nada mejor que valerse de las herramientas de la comunicación 2.0, que fomentan la intervención de los usuarios y adaptan los contenidos a sus necesidades. Por ello, es importante preparar contenidos dirigidos a generar una respuesta en la audiencia, ya que los usuarios están hartos de que las empresas no los tengan en cuenta, de modo que de lo contrario el contenido pasará a ser unidireccional y por tanto, no será eficaz.
Asimismo, es importante poner el foco de atención en la comunicación, no solamente en los réditos económicos que se van a conseguir. De hecho, los expertos recomiendan enfatizar la información de valor que van a extraer los usuarios, ofreciéndosela de manera atractiva. En este sentido, es fundamental que el usuario se sienta escuchado, por lo que hay que pensar en contenidos que fomenten la retroalimentación y por supuesto estar pendientes de las reacciones que estos generan.
Finalmente, también es destacado ofrecer los contenidos en formatos interesantes. Una nota de prensa, al fin y al cabo, no es más que un papel, pero si sus resultados se comunican a través de una infografía dinámica la respuesta que la empresa va a obtener será mucho más efectiva que de solo mandar el documento a una lista interminable de medios de comunicación. Lo mismo puede decirse de los vídeos, los podcast, los ebooks o las presentaciones. Todos estos formatos funcionan positivamente para hacer una buena estrategia de marketing de contenidos y olvidarnos de la comunicación basura.

¿Por que a pesar de su auge, están cayendo los resultados del marketing de contenidos?

Publicado por Redacción en Marketing online hace 14 días

¿Por que a pesar de su auge, están cayendo los resultados del marketing de contenidos?

Si 2014 fue el año del marketing de contenidos, no puede decirse lo mismo del periodo que acaba de comenzar. Y es que según un estudio recientemente publicado por Pista Maven el compromiso generado por las distintas estrategias que componen el marketing de contenidos disminuyó a lo largo del pasado año un 40%.
Este dato se contrapone al comportamiento que tuvieron las marcas y anunciantes con respecto a la utilización de técnicas basadas en marketing de contenidos, pues la creación de contenidos aumentó en 2014 un 78%. Sin embargo, el seguimiento por parte de la audiencia de este tipo de información no fue similar salvo, añade el informe, de aquellas empresas que sí fueron capaces de realizar una fuerte estrategia de marketing de contenidos y un plan de desarrollo adecuado.
Pista Maven llegó a estas conclusiones después de estudiar miles de blogs así como las interacciones que las publicaciones de estos generando. Así, solo el 21% de dichas informaciones recibió más de 250 interacciones, un 43% obtuvo menos de 10 y un 23%, ninguna.
Sin embargo, más allá de la caída de los datos, desde esta compañía sugieren que los resultados en cuanto a marketing de contenidos son un "síntoma" de cambio y de evolución, ya que muchas marcas y anunciantes no se han percatado aún de que además de generar una estrategia de contenidos de calidad, es necesario superar las acciones desarrolladas por su competencia, las cuales harán que ganen el favor de la audiencia y mejorar sus resultados.
Distribución temporal
Es por ello que desde esta empresa han recomendado a empresas y anunciantes, para recuperar y aumentar el compromiso de la audiencia, que distribuyan temporalemente sus contenidos, sobre todo de manera eficiente y adecuada a los horarios en los que su público objetivo pueda acceder a ellos.
De hecho, Pista Maven ha criticado que los vendedores suelen inundar Internet con contenidos a las mismas horas, coincidiendo con las horas de trabajo de los consumidores y de la semana laboral, motivos que hacen que estos accedan a dichos contenidos en menor proporción y que, mucho menos, interactúen con las marcas.
Asimismo, esta empresa ha señalado que incluso si el público objetivo de una marca determinada se encuentra activo en la red a las horas punta es muy probable que no sea capaz de encontrar dicho sitio web, ni en los resultados de búsqueda ni en las noticias que se publican en redes sociales.
Por eso, desde Pista Maven aconsejan llevar a cabo alternativas de publicación, como promover de manera más eficaz su contenido a las horas de menor actividad. Asimismo, también destacan que no es necesario que compitan con su competencia para llamar la atención sobre la audiencia.
En este sentido, el informe sostiene que mientras son minoría los contenidos que se publican durante la tarde-noche (pasadas las 18.00 horas) la audiencia accede a los contenidos precisamente a esas horas, entre las seis de la tarde y las doce de la mañana, pues se trata del espacio de tiempo que tienen libre para disfrutar de ellos.
Satisfacción de la audiencia
Sin embargo, entre los desafíos del marketing de contenidos no solo se encuentra la mejor distribución temporal de las publicaciones. Así, del informe se desprende que es necesario que la información publicada sea acorde a las necesidades de la audiencia, así como que esta responda a los criterios de búsqueda que realizan.
Afinar los títulos de las entradas de los blogs, mejorar el lenguaje de los contenidos para que los lectores encuentren a los anunciantes y ofrecer contenido extra a estos para que se consuma el compromiso por parte de ellos son algunos de los aspectos que deben guiar el marketing de contenidos.
De hecho, el informe concluye que no se está produciendo una pérdida de poder de esta estrategia de comunicación pero sí una etapa en la que se deben producir contenidos útiles y entretenidos, optimizados para facilitar la búsqueda y tener a las redes sociales como principales mecanismos de difusión.

Las grandes verdades irrefutables del marketing de contenidos

Publicado por Carmen Santo en Marketing online hace 2 meses

Las grandes verdades irrefutables del marketing de contenidos

El marketing de contenidos es uno de los pilares de la estrategia de marketing digital. Su relevancia es tal que, en el próximo año, las empresas destinarán más recursos a crear contenidos de calidad.
Actualmente, el marketing de contenidos ocupa una cuarta parte del presupuesto de marketing. Se trata del componente esencial de las redes sociales, el alimento del que se nutren los buscadores y el que ocupa las pantallas inteligentes. Ello provoca que ingentes cantidades de contenido, en su más amplia variedad, se viertan constantemente al medio online, dificultando considerablemente la tarea de destacar.
Por ello, las empresas necesitan considerar la efectividad de su estrategia con el fin de cerciorarse de que están en el camino correcto. Para ello, le servirá tener en cuenta las siguientes verdades del marketing de contenidos:
En marketing de contenidos, cantidad no es sinónimo de calidad, ni por supuesto de efectividad. Para hacer frente a la infoxicación, no se trata de contribuir a engrosar su volumen, sino de enriquecerlo. En esto reside la clave de la diferenciación.
El contenido es más relevante que la oferta. Lo importante del marketing de contenidos no es vender, sino despertar el interés del receptor por saber más sobre la marca que hay detrás.
La clave para que el contenido tenga una gran aceptación es que esté pensado en el cliente, no en la marca, ni en sus productos. Nos encontramos inmersos en la era del cliente, un cliente más experimentado y exigente, que siempre tiene la última palabra.
El contenido no debe interrumpir la experiencia, sino ser la experiencia, o contribuir a mejorarla. La gran diferencia entre una pieza de contenido y un mensaje comercial reside en que este último busca el impacto a toda costa, mientras que el primero se ha concebido con la intención de satisfacer una necesidad.
El afán por vender puede comprometer la creatividad, algo que no debemos permitir que suceda. Por tanto, la empresa ha de dejar de lado sus intereses comerciales, y centrarse en conquistar a su público.
Cada pieza de contenido ha de tener un único objetivo, dirigido a un público determinado, del cual obtendrá una reacción concreta. Éstas son las bases para una adecuada planificación de contenidos; a partir de aquí, el receptor tendrá total libertad para interactuar con el mensaje, hacerlo propio, y compartirlo, a su antojo. La empresa no puede valorar la repercusión del contenido, pero sí diseñarlo en función de una estrategia debidamente planificada.
La competencia puede copiarlo todo, excepto la marca; lo cual implica sus valores diferenciales, y atributos propios. El contenido deberá explotar dichas cualidades, y transmitir su personalidad única en todo cuanto haga.
La profesionalización es básica. La creación del contenido ha de estar a cargo de profesionales debidamente cualificados; de ello dependerá la calidad del resultado final.
En marketing de contenidos no existe un presupuesto mínimo, ni una dedicación máxima, todo dependerá del saber hacer de los profesionales, su espíritu crítico, y su capacidad para crear. La imaginación es el límite, y los recursos no tienen por qué ser muy elevados.
La esencia de la estrategia de marketing digital es el contenido, la clave del engagement, de la repercusión de las acciones y, en consecuencia, de la efectividad de la estrategia.
El inbound marketing se nutre de contenido de alta calidad. No podemos pretender captar leads interesados en nuestros productos, si no somos capaces de motivarles a la acción.

10 claves que marcarán la estrategia de marketing de contenidos en 2015

ublicado por Raquel C. Pico en Marketing Digital hace 2 meses
El contenido, más relevante que nunca

10 claves que marcarán la estrategia de marketing de contenidos en 2015

El marketing de contenidos ha ido cogiendo fuerza a lo largo de 2014 y más que tomará a lo largo de 2015. Las previsiones están en que los contenidos se conviertan en una parte primordial de la estrategia de marketing y que aumenten además su peso y su importancia. El 90% de las empresas ya lo practica en alguna forma o medida, pero en el año próximo cerrarán su reválida. Algunos cambios modificarán la estrategia y el hecho de que los consumidores se muestren cada vez más abiertos a ellos y que las empresas sean cada vez más conscientes de su importancia servirán como elementos básicos para marcar las tendencias que los caracterizarán.
¿Cómo serán los contenidos que caracterizarán este esfuerzo en marketing en 2015? ¿Y qué esperarán las empresas de ellos? Un experto en el tema ha trazado para Mashable10 predicciones de por dónde tirará el año próximo el marketing de contenidos y estas son las líneas maestras que marcarán la agenda.
Estará centrado en las personas
Si cada vez se escucha más que la personalización y la creación de productos y elementos a medida es más importante y determinante a la hora de llegar al consumidor, algo similar sucede con el marketing de contenidos. No se puede mantener al margen de la tendencia general y sobre todo no puede despilfarrar los conocimientos que ahora tienen las empresas. Las marcas conocerán mucho mejor en 2015 a sus audiencias gracias al aumento de la información y de las herramientas que permiten el minado de las mismas.

El contenido estará creado, por tanto, para cumplir con sus expectativas e intereses y se ajustará a lo que todo el mundo (cada uno de ellos) busca y quiere.
Las marcas de mayor tamaño se centrarán en gestión de contenidos
Cuando se piensa en una estrategia de marketing de contenidos no hay que pensar únicamente en crearlos y lanzarlos al mundo. Si algo saben los responsables de los medios de comunicación, es que las noticias ni aparecen solas ni se lanzan solas al mundo. Las marcas tienen que aprender eso y recordar siempre que los contenidos, como cualquier otro activo, deben ser gestionados.
Las grandes marcas han aprendido ya esa lección, lo que hará que mientras que en 2014 la importancia estaba en crear contenidos en 2015 será una cuestión de saber cómo gestionarlos. La importancia estará en establecer focos de atención y cuestiones prioritarias y las empresas tendrán menos tolerancia a cometer errores con sus apuestas de marketing de contenidos.
Los cambios en la organización de feed sociales empujarán a las marcas a lo propio
Hasta ahora, las marcas confiaban en las redes sociales para hacer llegar su contenido, ya que lo social estaba de moda y era la manera que parecía más directa para llegar a los consumidores. Sin embargo, durante todo 2014 se han producido diferentes cambios en los algoritmos que organizan esos feeds ha hecho que sea más complicado llegar de forma orgánica a los consumidores. En realidad, Facebook ha sido la que ha puesto esto difícil. Los diferentes cambios en su algoritmo han reducido la visibilidad de las actualizaciones de páginas, mientras los precios para conseguir un alcance de pago han subido.
Las marcas, por tanto, apostarán por construir plataformas propias y crear experiencias en las que ellos controlen los diferentes niveles de llegada al mercado y a los consumidores. Quieren ser los poseedores de los canales de comunicación y conseguir así controlar la conversación.
Las grandes marcas y las compañías de nuevas tecnologías se pelearán por los periodistas
A medida que los contenidos se han hecho más importantes, las empresas han empezado a entender que, por una parte, no es tan sencillo crearlos y que, por otra, hay unos profesionales que tienen todos los conocimientos para hacerlo.
El marketing de contenidos va a convertir a los periodistas en un nuevo objeto de deseo para las grandes marcas, que se pelearán (y las empresas tech tendrán un papel primordial en la batalla) por ficharlos como editores de contenido o como creadores de los mismos. Las ofertas en LinkedIn, prevén, buscarán periodistas de datos y corporate storytellerscontadores de historias corporativas. La previsión es sobre el mercado estadounidense aunque posiblemente también llegue a otros países en el futuro.
Los responsables de marketing se convertirán en elementos determinantes para el crecimiento
El marketing tendrá aún más importancia en los ratios de crecimiento de los negocios, ya que el marketing de contenidos será más importante que nunca y esta fórmula se ha mostrado imbatible en cuestiones de engagement y crecimiento de la audiencia (es decir, del potencial mercado al que se atrae a la marca). El contenido servirá por tanto para hacer aumentar el negocio.
Para llegar a los millennials se apostará por el individualismo
Uno de los mercados para los que es clave el marketing de contenidos es el de los millennials, para quienes además habrá que apostar por un contenido diferente. Como señala el experto de Mashable, los millennials son "lobos, no ovejas". Y esto hace que haya que apostar por contenidos mucho más individualizados, más dirigidos al individuo y no a la masa. ¿Cómo se puede hacer esto en una estrategia de contenidos? Los contenidos tendrán que partir de elementos mucho más individuales como pueden ser los intereses culturales, la localización, las horquillas de precios y elementos similares.
El marketing de contenidos se unirá a toda la parte tech
A medida que los contenidos se van haciendo más importantes e influyentes, estos tienen que introducirse en los otros ámbitos de la gestión de marketing. Todas las herramientas de software que se emplean en la gestión empezarán a conectar también con esta área.
El marketing de contenidos será el nuevo paso en la consolidación del mercado
Los aspectos más novedosos del universo del marketing, incentivados por las nuevas tecnologías, se han ido consolidando a lo largo de los últimos años, y especialmente en 2014 con movimientos de compras por parte de las grandes compañías, para acercarse más a un mercado maduro y sobre todo a uno en el que esos elementos dejan de ser la novedad para ser la norma. El siguiente paso será que el marketing de contenidos entre también en esa dinámica. Los productos que permiten trabajar en ese nicho se harán habituales y las compras de empresas del sector serán noticia en el año próximo.
El vídeo será un elemento destacado en la estrategia de contenido
El vídeo es rey y no nos hemos cansado de repetirlo en 2014. En 2015 la situación no variará y el poder del vídeo se afianzará. Tendrá un papel mayor en la estrategia de contenido, especialmente a medida que empieza a tomar protagonismo en muchas más plataformas. El reto para 2015 será el de ser capaces de crear vídeos muy rápido y conseguir así ser mucho más eficientes a la hora de integrarlo en la conversación en tiempo real.
Los intercambios de contenidos se convertirán en una prioridad
Se creará mucho contenido, pero también se crearán muchos espacios y muchas herramientas para intercambiarlo. No se tratará simplemente de hablar unos con otros. El futuro pasará por plataformas en las que se subirán contenidos, en las que se compartirán los mismos y se publicará a escala.